jueves, 11 de febrero de 2010

POST NRO.5- Caos y Estrategia Empresaria

Es interesante analizar lo que ocurre entre dos períodos separados por un equilibrio interrumpido. En realidad, lo único que ocurre es que reina la incertidumbre. El nacimiento de un nuevo orden parece inminente. Pero ¿pueden seguirse aplicando los modelos tradicionales de análisis?
Entre la “Mano Invisible” de Adam Smith que cumplió más de 200 años y la decodificación del genoma humano a cargo de John Sulston durante las décadas de 1970 y 1980, indicando que las células tienen toda la información y un plan para engendrar, reproducir, formar y destruir a un ser humano, cabe preguntarse si pueden inferirse modelos científicos para estudiar con la misma corriente de pensamiento el funcionamiento de los mercados.
El estudio sistemático de un modelo como éste, permitirá entre otras cosas a los gerentes plantear mejores estrategias competitivas, predecir severas alteraciones en los sectores que llevan a crecimientos desbordantes como el cáncer (por ej., la burbuja de internet del 2000, o la debacle argentina del 2002), y producir alteraciones “genéticas” controladas para mejorar la eficiencia y los indicadores del sector. Podríamos llamar a esto “ingeniería genética” de los sectores industriales.


De la misma forma en que, de acuerdo a las palabras del gran divulgador científico Isaac Asimov, constituye una paradoja el hecho que, hasta tiempos recientes, el hombre conociera muy poco acerca de su propio organismo, en el ámbito de los negocios se sabe muy poco acerca de la organización de los patrones competitivos de los sectores industriales y su influencia en los escenarios de las sociedades, a pesar de que el germen de la idea fuera propuesto por el genial escocés Adam Smith hace más de 200 años.
En lo que respecta al ser humano, únicamente hace unos 300 años se aprendió algo acerca de la circulación de la sangre, y tan sólo en el curso de los últimos cincuenta años se han entendido las funciones de muchos de los órganos del cuerpo humano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario