domingo, 29 de septiembre de 2013

La naturaleza no se equivoca

Hace millones de años, hubo un día perfecto en este planeta que se debatía en el caos de un magma hirviente y sulfuroso típico de una masa gaseosa en formación. Ese día se dieron las condiciones perfectas de presión, temperatura, acidez del agua, radiación solar, y otras, para que cuando cayera ese rayo justo en el momento que era necesario, se produjera una reacción en el agua que terminaría formando una molécula de un aminoácido primario que evolucionaría hasta alcanzar una forma que podríamos llamar "vida", en ese primera instancia, una formación bacteriana.

¿Somos una casualidad cósmica?

Millones de años de evolución siguiendo patrones fractales aún desconocidos por nosotros, seres que por lo menos hemos llegado a un estado de evolución de la conciencia tal que somos capaces de preguntarnos de donde venimos y si es posible explicar todo lo que nos rodea a través de modelos que no tengan necesidad de apoyarse en conceptos como el de dioses y demonios.

La naturaleza sigue una serie de algoritmos que tienen como resultado formas exquisitas, que el ser humano solo puede copiar, y a veces ni eso.

Algunos ejemplos:

                                                        Aloe Vera




Anémona




                                                         Insecto




                                                           Coral



                                             Mariquita, caracol y flor



                                                             Otoño



                                                          Pavo Real



Pasionaria



Pato



                                                            Peces



Pez Diablo




                                                       Rana Azul



                                                              Rosa



                                                          Serpiente



                                                        Girasoles



                                                       Tela araña



                                                        Tormenta



Estas exquisitas formas naturales responden a un patrón determinado cuyas iteraciones datan de millones de años.

¿Hay un patrón que gobierna la formación de los sectores industriales? Los 300 años de capitalismo son muy pocos para llamar la atención en este sentido. Paradójicamente, si se encontrara este fractal, sería el final del capitalismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario